Categorías
Cine Opinión

Tenoch Huerta y la importancia de su inclusión en ‘Black Panther: Wakanda Forever’

Lo que representa para los mexicanos de piel morena tanto en EE.UU. como en México.

Orgullo. Sí, orgullo. Eso despertó entre los mexicanos tanto los de México como los de Estados Unidos, ver al actor Tenoch Huerta interpretando a Namor en el primer avance del filme de Marvel “Black Panther: Wakanda Forever”.

Para algunos, en Estados Unidos, el nombre del actor es ya conocido, principalmente por su participación en la serie “Narcos México” (Netflix) en la que interpreta al narcotraficante Rafael Caro Quintero. 

En México, el originario de Ecatepec, Estado de México, es conocido por ser un actor que desde su trinchera de actor y activista, aboga por la representación de mexicanos más allá de los estereotipos.

Principalmente, de los mexicanos de piel morena y de rasgos nativos que en México, no están representados más allá del estereotipo. 

Es uno de los actores mexicanos que más ha abogado por la inclusión y representación y que lidera movimientos como el grupo Poder Prieto, que aboga por “cambiar  las narrativas y prácticas racistas” que se han perpetuado en los medios de comunicación en México.

Fiel a eso, durante la presentación del filme y del elenco hace unos días en la San Diego Comic Con como parte de la nueva fase del Universo Marvel, el actor dio un mensaje poderoso tanto sobre la inclusión como sobre los mexicanos y latinoamericanos en EE.UU., esos que envían remesas a sus países de origen, que en mayoría, emigraron ilegalmente en condiciones nada privilegiadas y que son la fuerza y mano de obra de este país.

“Gracias a todos, a todos los paisanos, a los latinoamericanos. Ustedes cruzaron el río y dejaron todo lo que amaron atrás. Gracias a eso, yo estoy aquí”, dijo el actor.

Sobre la inclusión, manifestó: “Quiero decir algo rápido sobre la inclusión. Vengo de un barrio y, gracias a la inclusión, estoy aquí. Muchos niños en el barrio nos están viendo y soñando estar aquí y lo van a lograr”.

Ser de “barrio” o de rancho, como la mayoría de los que emigran, coloca a Tenoch en una representación nunca o pocas veces vista en Hollywood. 

Claro, han habido otros mexicanos que han llegado a Hollywood. Desde Dolores del Río, Ramón Novaro, Lupe Vélez, Katy Jurado en la época de la gloria de Hollywood en los años 30-50 del siglo pasado, hasta en las dos décadas más recientes, nombres como Salma Hayek, Alfonso Cuarón, Guillermo del Toro, Gael García Bernal, Diego Luna, Eugenio Derbez o Eiza González. Todos tienen su trabajo y llegada a la industria válida. 

Pero, la diferencia es que Tenoch no es como ellos. Tenoch es como la mayoría de los que emigra, un mexicano de piel morena, de clase que se curte y que trabaja, que representa. 

Es como esos de los que luego sus descendientes se suman al tejido social de este país como mexicoamericanos, mexicoestadounidenses o chicanos, y que en este, su país, aún no están representados como deberían (porque no son mexicanos de allá, México. Son mexicoestadounidenses. Es otra cultura).

Esos que sienten que “no son de aquí ni de allá”, pero que contribuyen en gran número, a la economía de ambos países.

Vámonos por cifras y datos, que aún teniéndolos, prefieren “no verse”.

De los 57 millones que integran el llamado “mercado hispano” en Estados Unidos, el 63% según cifras y datos, es de origen mexicano

Y la mayoría, como en México, es de piel morena, según un artículo de la BBC que data de 2019. Ese mismo artículo cita que el poder adquisitivo de los mexicanos y mexicoamericanos —mexicoestadounidenses, chicanos—  representa el 57% del poder adquisitivo de todos los latinos en Estados Unidos.

También, los mexicanos en Estados Unidos, contribuyen a la economía de México con sus remesas  —que el año pasado alcanzaron una cifra histórica en plena pandemia—  además de con la compra de productos, con su consumo de contenidos mexicanos y, claro, con la compra de vuelos porque “hay que volver”.

Sin embargo, ni aquí ni allá, estamos representados como es debido.

En EE.UU. “empaquetarnos” como latinos o hispanos resulta contradictorio. Es como borrar ese poder, pasarlo de manos. Y en México, es simplemente decirte de los dientes para afuera con eso “bienvenido paisano”, pero sin reconocer el gran aporte que se tiene. 

Los mexicanos también somos de los grupos que más van a las salas de cine en Estados Unidos y por años se nos ha limitado a una representación que está llena de estereotipos o incluso, plagada de actores que interpretan personajes mexicanos pero sin serlo. 

De ahí que ver la representación de un mexicano de piel morena, de rasgos indígenas, también será vital para los ingresos de cine. 

Y no es un personaje cualquiera. 

Tenoch interpreta a Namor, el hijo vengador, el héroe submarino, uno de los primeros personajes de cómics. Marvel, en una decisión muy apropiada y oportuna, desde el punto de vista de negocio y representación, le cambió el origen y su narrativa original

Sí, es el villano o antihéroe de la historia, según se adelantó, pero habrá que ver cuando estrene el filme, qué tratamiento se le va a dar. 

Algo que ya está siendo criticado y alabado en Twitter, donde Tenoch tiene una legión tanto de seguidores como de detractores, los últimos los catalogados como “Whitexicans” (mexicanos que se jactan de su origen europeo, que denigran lo indígena o incluso, los que “aspiran” a ser blancos o que les incluya como tal porque dicen, es cosa de estatus, aunque no lo sean, actitud que viene del “sistema de castas” de la colonia).

Así como Wakanda la tierra y reino de T’Challa —personaje que, debido al deceso de Chadwick Boseman (1976-2020) cambió todo el curso de la trama de Black Panther en esta segunda entrega— Namor tiene un reino ficticio llamado Talocan.

Pero este reino se inspira en el paraíso de la mitología azteca Tlālōcān, el recinto e Tláloc, dios de la lluvia, que se ubicaba en el primer cielo y que según los aztecas, era a donde iban a parar los que morían ahogados. 

De ahí que este personaje también le haga homenaje merecido a las civilizaciones azteca y maya, a los pueblos indígenas, que luego de su llamada caída o conquista se les ha alabado sus avances, pero que aún sus descendientes siguen siendo relegados.

Aunque no es el primer mexicano que interpreta a un héroe o superhéroe del universo Marvel —Salma Hayek fue la primera en “Eternals”— sí es el primer mexicano afín a la gran mayoría de los llamados “hijos del maíz” o de Aztlán.

Que lo interprete Tenoch tiene además otro poder, el de inclusión, representación de un color de piel, de unos rasgos, de una identidad. Y que el discurso de Tenoch no es moda. 

En el filme, también actúan otros dos mexicanos, Mabel Cadena (“El baile de los 41”, “La diosa del asfalto”) y Josué Maychi, además del actor de origen venezolano Alex Livinalli.

Esto parece ser un paso más al cambio, la inclusión y la representación tanto de afroamericanos como mexicoestadounidenses, mexicanos y latinos en Estados Unidos. 

La representación e inclusión debe además ser un llamado a la necesidad de que sean las propias comunidades las que cuenten sus historias. No es solo el color, no es solo el idioma, es su cultura. 

La representación no solo es algo poderoso e inspirador. También tiene que ser realista y que vaya de acuerdo a quien consume y es quien hace un mercado, el que gasta su dinero. En este caso, la comunidad mexicana/mexicoestadounidense de piel morena y no de un origen privilegiado.

Los que emigran porque no les queda de otra, por la falta de oportunidades en sus barrios, en sus pueblos, en sus ranchos en México, los que no llegaron con visa, los que cruzaron el río, se amontonaron en un traíler, los que arriesgaron su vida en pos de una vida mejor o, incluso, los descendientes de los braceros y también los que han estado en este país desde cuando varios estados eran antes territorios de México. 

Algunos siguen aportando mucho a México. Y casi todos siguen sin ser considerados estadounidenses, cuando ni siquiera conocen o tienen ya vínculos en México, donde al ir, tampoco se les reconoce como mexicanos “de allá”.

“Wakanda Forever”, se estrenará en cines el 11 de noviembre. Será entonces que sea vea el poder de la representación reflejado en la taquilla. 

Publicado originalmente el 28 de julio de 2022.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s